El color

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInDigg thisEmail this to someoneShare on Tumblr

Somos conscientes de que el color tiene un componente cultural y social muy destacado. Es decir, que mientras en europa una novia se suele casar con un vestido blanco, en la india es el rojo el color adecuado para una ceremonia de ese tipo… No obstante, veamos qué se opina desde la cromoterapia:

Dice Clara Sánchez de Ron: ¿Sabías que si vistes de color azul puedes curar el insomnio o si vistes de verde aliviarás tus dolores de cabeza?

¿Cómo nos afectan los colores?

Los colores son energías con diferentes longitudes de onda, cada uno con sus propias cualidades. Sol Hernández, especialista en Cromoterapia, dice: “los colores antiestres más adecuados son: el azul por su capacidad de relajar el sistema nervioso; el verde por su efecto sedante de la tensión de tu corazón; el rosa, que armoniza tus emociones y potencia la circulación sanguínea y el marrón, importantísimo para centrarte y ayudarte a luchar contra las dificultades”.

Si estás enamorado… los mejores son el rojo para mantener tu pasión; el naranja, para fomentar tu optimismo y el rosa para potenciar tu capacidad de amar. No es bueno que dejes de lado ningún color o que lo rechaces ya que esto indicaría que lo que representa ese color es un problema para ti.

¿Cuál es el color que usas con más frecuencia?

Rojo: Un plus: Actúa contra la anemia, estimula el hígado, la circulación sanguínea y tu sentido del humor.
Una pega: En exceso puede producir hiperactividad, fiebre, hipertensión, inflamación o excitación.

Naranja: Un plus: Activa tu sistema nervioso y fortalece tus huesos, el corazón, los pulmones, la riñones y la piel.
Una pega: Puede producir alteraciones en el sistema nervioso si se abusa del mismo.

Amarillo: Un plus: Equilibra tu sistema digestivo, el bazo, el hígado y la vesícula biliar. Potencia tu inteligencia y es estupendo para mejorar tu memoria.
Una pega: Puede producir sobreexcitación.

Verde: Un plus: Alivia tus dolores en general, baja la tensión sanguínea, desinfecta y elimina toxinas.
Una pega: El verde en exceso puede producirte cierta apatía en el ánimo y ralentizar tu metabolismo.

Rosa: Un plus: Es el color sedante por excelencia. También regula la actividad de la vesícula biliar, el páncreas y la hiperactividad cerebral.
Una pega: Hay que usarlo con prudencia porque es un color sumamente energético para tu corazón.

Azul: Un plus: Equilibra tu sistema inmunitario, cuida tu piel y estimula la circulación de la sangre y el sistema digestivo.
Una pega: ¡No te pases con el azul! Puede producir una cierta inhibición de la actividad renal y ejercer un efecto anestésico en tus músculos.

Violeta: Un plus: Evita el insomnio y equilibra la función renal. A nivel mental, activa la capacidad de decisión.
Una pega: Según Sol Hernández, puede producir ¡una evasión de la realidad excesiva!

Marrón: Un plus: Se utiliza para aliviar el dolor de huesos y mejorar la salud del sistema digestivo, sobre todo del intestino grueso y delgado.
Una pega: si se usa en exceso, “puede alejar al individuo de lo espiritual, atándole a la materia”, apunta Sol Hernández.

Negro: Un plus: Fortalece tus músculos y huesos. Póntelo si sufres inflamaciones, roturas, ulceras, dolor o fiebre.
Una pega: Utilizado con moderación, absorbe lo negativo.

Blanco: Un plus: Activa y tonifica tu cuerpo y proporciona paz y sabiduría.
Una pega: Usarlo en demasía, puede llevarte a la abstracción y a la indiferencia.

Dejaremos que cada lector se forme su propia opinión sobre la influencia del color

2 comments

  1. K.B.

    A menudo me preocupo cuando veo las paletas de color de la ropa que se vende en la mayoría de los comercios. Los usuarios es posible que no lo adviertan, pero las personas que trabajamos con los colores en nuestra profesión sabemos que se utilizan sobre todo paletas de lo que llamamos “colores sucios”, son generalmente colores básicos mezclados con negros.

    Esos tonos, impuros, independientemente del color, tienen un nivel vibracional muy bajo, apagado. La gente que los diseña y fabrica de seguro tiene que estar al tanto de ello. Sin embargo desconozco porqué lo hacen así. No entiendo si es por razones de abaratar el producto, o bien porque seguramente funcionan mejor en la paleta de colores de las ciudades que siempre está filtrada por una pantalla de contaminación. O quizás sea una conspiración mayor para mantener nuestro nivel de consciencia lo más bajito posible y así poder controlarnos mejor. ¿Quién sabe?

    • planocreativo

      Buena aportación. Hace reflexionar!
      Desde luego nada que ver con los brillantes colores que utilizan en sus vestimentas pueblos alejados de la “civilización”.
      Saludos, K.B.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *